Neón LED / Flex  vs  Neón tradicional

 

Fuente de luz: Mientras que el neón tradicional utiliza gas para alimentar su luz, el neón LED contribuye al ahorro de energía y reduce la contaminación en gran medida.

Vida útil: El neón tradicional suele tener una duración de aproximadamente 10.000 horas mientras que el LED llega a durar hasta cinco veces más, es decir 50.000 horas.

Instalación: Aquí radica una de las principales ventajas del LED frente a las luces tradicionales de neón, pues mientras las primeras son sumamente flexibles y pueden ser instaladas casi por cualquier persona, las segundas requieren de verdaderos especialistas en la materia, sobre todo en el tema de instalación.

Protección del medio ambiente: Este es quizá el tema más importante debido a las complicaciones actuales con las que nos enfrentamos y es que mientras el neón tradicional es potencialmente contaminante debido a sus altos índices de mercurio y sus metales pesados que potencializan el daño al verse sometidos a altas temperaturas. El LED por el contrario, no contiene ninguno de estos dos elementos y por ello minimizan el impacto a la salud y el ambiente. Además, utiliza una menor cantidad de energía para emitir su luz.

Seguridad y resistencia: a comparación del neón tradicional, el Neón LED no se rompe con facilidad ya que está compuesto por goma, lo cual lo hace más duradero y seguro para su uso.

Traslado: El Neón LED se puede transportar fácilmente a cualquier lugar que vayas. Cambiar su ubicación de decoración es sumamente simple.